martes, 24 de marzo de 2009




Incubando un amor en la espalda

a traición de los ojos.

Lo intuyen las manos

y no alcanzan a asirlo.



2 comentarios:

Olga B. dijo...

"A traición de los ojos"
A traición se incuban los amores. Por algo que intuye el corazón, que no tiene manos.
Pero es bonito, me gusta leerlo.
Buen día, Sergio.

Sergio dijo...

Gracias, Olga. No es nada, sólo algo que me vino anoche en duermevela, en estado de semiconsciencia. Buen día para ti también.