lunes, 3 de agosto de 2015

Quimeras

Donde moran los sueños,
todo renace, es eterno.
Una marcha de sonidos,
entre imágenes y gestos.

Nada importa en este hogar,
al quedar embelesado,
cuando comienza el sueño.

Libres saltos en el tiempo;
estar aquí y en el ayer.
Sin salir de este presente,
sin saber ni cuándo es.

Nada importa en este hogar,
al quedar embelesado,
cuando comienza el sueño.

Imaginar y sentir,
que eso vivido es real.
No necesitas salir,
cierra los ojos; y a volar.