jueves, 6 de agosto de 2015

¿VOLVER?

Cuando ya se ha caminado, no es necesario volver.
Volver es repetir; grabar círculos concéntricos en tu frente.
Es ocupar un mismo espacio donde mora el óxido,
donde huele a tiempo pasado.

Pasado y ya cantado, sin nada que ofrecer.
Pasado que quiere ser presente,
parar el tiempo y esconder el futuro.

No hay lugar a Volver.
Ni de manera fugaz, 
ni para pillar aliento y luego continuar.

Volver viene disfrazado,
pero nada ha de ser igual.

Quedan lugares por descubrir,
quedan lugares por inventar.
Cada vuelta es malgastar
ese tiempo que, sin que se note, se va.

Queda mucho por leer, escribir, anotar, dibujar,
Colorear, pintar, tocar, sentir, cantar, bailar…
Sin necesidad de volver, y perderse otro final.
Otro final muy distinto a ese que ofrece 
Cada vuelta al mismo lugar.