martes, 2 de diciembre de 2008

Marina




En la azul quietud de levante,

como piedras negrecidas,

inmensos buques engastados

en el oro a estrenar.



2 comentarios:

marisa dijo...

Me gusta tu bella postal poética. Me da nostalgia de mar y cielo...En fin.

Sergio dijo...

Pues a mi me gusta que te guste. Muchas gracias, Marisa.