miércoles, 8 de abril de 2009




Estás dentro, estás en,

y has de salir

a la mañana sin motivos,

fría y despejada,

sin silabeo de las nubes

ni menester de su permiso

o líquida bendición

para poder oler de nuevo

los vapores desatados. Porque sí.



2 comentarios:

Olga B. dijo...

"la mañana sin motivos"
Me mata.
Saludos, Sergio.
Que disfrutes, o descanses o lo que tú quieras estos días.

Sergio dijo...

Gracias Olga siempre por tus comentarios. Este apunte no quiere decir en realidad nada, es simplemente un texto de afirmación.

Que disfrutes tú también de estos días. Abrazos.