martes, 27 de enero de 2009



Courbet



El origen del mundo no se da importancia a sí mismo. Vive, palpita, brilla en su oscuridad. Sonríe ante la embestida de la duda. Condesciende a la glosa. No necesita.



7 comentarios:

marisa dijo...

"El origen del mundo no se da importancia a sí mismo"...Una frase de cabecera, amigo Sergio.Excelente. Un abrazo

Sergio dijo...

Muchas gracias, Marisa. Me alegra de que te haya gustado.

Abrazos.

Ines dijo...

Hermosa prosa.
Un beso Sergio. Ines

Sergio dijo...

Gracias, Inés, me alegra que te guste. Besos.

Olga B. dijo...

La naturalidad de lo importante.
(Era difícil de comentar, con esa señora y su importancia mirándonos directamente:-)
Un saludo, Sergio.
Genial.

Sergio dijo...

La verdad es que sigo sin estar seguro de esta pequeña prosa. Desde luego mucho mejor el cuadro, que a mi particularmente me encanta, e incluso me vuelve loco (risas). Gracias siempre por tus visitas, Olga. Me alegra de que te haya gustado.

Abrazos.

Gray Moon Gallery dijo...

Phalluzoïde ou L’Origine du Sexe es un cuadro realizado por Jan Theuninck en 1999.
http://www.flickr.com/photos/26915283@N07/3551448186/